a
Contact Info

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipis cing elit. Curabitur venenatis, nisl in bib endum commodo, sapien justo cursus urna.

Hirtenstraße 19, 10178 Berlin +49 30 240 414 20 office@baro.com
Working
Monday
9:00 - 24:00
Tuesday
9:00 - 24:00
Wednesday
CLOSED
Thursday
9:00 - 24:00
Friday
9:00 - 02:00
Saturday
9:00 - 02:00
Sunday
9:00 - 02:00
Follow Us
Image Alt

La Taska Sidreria

Lo que tienes que pedir “sí o sí” en un restaurante asturiano.

La gastronomía española es mundialmente reconocida por sus sabores auténticos y la riqueza y diversidad de sus platos.

Y si bien la gran calidad de los ingredientes utilizados es norma habitual en todas las regiones, en la cocina del norte la frescura y excelencia de las materias primas convierten elaboraciones a priori sencillas, en verdaderos manjares.

Y así lo hacemos en La Taska Sidrería, donde cocinamos a fuego lento para ofrecer los mejores sabores de la cornisa cantábrica.

 

Por su localización privilegiada, Asturias cuenta con una gastronomía muy rica y variada.

Su litoral ofrece excelentes pescados y mariscos y sus valles y montañas interiores, las mejores carnes y embutidos. Además, en Asturias se elaboran más de 40 variedades de queso, entre los que destaca el queso de Cabrales, uno de los más conocidos y premiados del mundo.

Y en cuanto a dulces, su cremoso arroz con leche cubierto de una crujiente capa de azúcar caramelizado es inigualable. Son tantos sus platos y tan apetecibles, que, sentado en un restaurante asturiano, frente a su carta, ¿qué elegir?

 

Los tres imprescindibles que pedir en un restaurante asturiano

Es de todos sabido que en el norte se come espectacularmente bien.

Y que sus raciones son más que generosas.

Pero hay un plato en concreto que es un fundamental en cualquier restaurante asturiano.

Hablamos, cómo no, de la fabada.

 

La fabada es un elaboración muy completa, especialmente indicada para las comidas de invierno, cuando las bajas temperaturas se combaten con platos calientes. Sus ingredientes principales son la faba asturiana, una legumbre autóctona, mantecosa y de textura suave y el “compango”,una mezcla de carnes y embutidos típicos de Asturias entre los que destacan el chorizo y la morcilla.

 

De cocción larga y suave, a fuego lento, la fabada estará lista cuando las fabas estén tiernas y su piel sea imperceptible. Es condición sine qua non que no haya fabas rotas o deshechas y que el caldo adquiera consistencia y un bonito color anaranjado.

Y aunque la tradición dice que es un plato que está mejor al día siguiente, servido recién hecho, caliente y con mucho amor, es absolutamente delicioso. Y así es como la ofrecemos en La Taska Sidrería, gracias a lo cual hemos sido semifinalistas en la competición “La mejor fabada del mundo” 2017 y 2018. ¿De verdad te vas a resistir a probarla?

 

 

Otro de los platos que bajo ningún punto debes dejar de pedir en un restaurante asturiano es el cachopo.

 

La cocina del norte es especialmente reconocida por la calidad de sus carnes, en concreto de su vacuno. Criadas con pasto y siguiendo un proceso natural, las piezas se caracterizan por su ternura y sabor. Y con esta deliciosa carne es con la que se realiza el cachopo: dos filetes de ternera de gran tamaño, entre los que se colocan lonchas de jamón ibérico y queso cremoso y que luego se pasa por harina, huevo y pan rallado. Una vez rebozado se fríe en abundante aceite. El resultado es una carne crujiente, jugosa y muy sabrosa, gracias a su relleno de queso fundido y jamón ibérico. Como guarnición, el cachopo se acompaña de patatas fritas o pimientos. Nuestro cachopo fue el ganador al “mejor cachopo de Valencia” 2016/17 y quedó finalista en el campeonato del Mejor Cachopo de España en 2018, ¡es irresistible!

 

¿Y con qué maridamos unos platos tan deliciosos como contundentes?

Con la bebida asturiana por antonomasia, la sidra.

Ácida y con un fondo irresistiblemente frutal, la sidra es el complemento perfecto e indispensable si comes en un restaurante asturiano.

 

Elaborada de manera artesanal, la sidra es el jugo fermentado de manzanas que se embotella una vez terminado dicho proceso. Naturalmente turbia, ya que no se clarifica ni se filtra, para tomarla es necesario “escanciarla”, es decir, servirla en un vaso desde cierta altura, para que se oxigene y pierda algo de gas. Su baja graduación y su frescura hacen de ella una bebida suave y muy agradable, ideal para combinar con una buena fabada o un sustancioso cachopo.

 

Ven a disfrutar de los sabores del norte a La Taska Sidrería, puedes reservar tu mesa en nuestra web, a través de aquí.

Estaremos encantados de compartir contigo una experiencia única con aromas de cantábrico.

¡Te esperamos!

 CENAS DE EMPRESA

En La Taska Sidreria ya tenemos todo listo para que vengas a celebrarlo con tus compañeros o amigos cuando quieras.